§40. La práctica de la atención plena y la salud

Conferencia con Venerable Dhammadipa

Salón José Germain. Facultad de Psicología UCM, Campus de Somosaguas, Carretera de Húmera, Pozuelo de Alarcón, España.

Con la colaboración del Prof. Dr. Jose María Prieto (Instituto de Ciencias de las Religiones de la UCM).
Día 10 mayo 2018 De 18 a 19:30 h
Conferencia con Venerable Dhammadipa

Presentación del encuentro

La salud mental y la salud física tienen una conexión tan profunda, que se la puede comparar con la que tienen un lisiado y un ciego que viven en mutua dependencia: el ojo sin la mente no ve y la mente sin el cuerpo no puede moverse.

En la vida, nuestra situación es la misma: la salud corporal depende en gran medida de la forma en que usamos nuestra mente y la salud mental depende en la misma medida de la forma en que usamos nuestro cuerpo. Por eso, tradicionalmente, cuando aprendemos a meditar, comenzamos por comprender el cuerpo.

Cuando se comprende la naturaleza impersonal del cuerpo, podemos comprender fácilmente la naturaleza impersonal de las sensaciones. Y cuando la naturaleza impersonal de las sensaciones es clara, la naturaleza impersonal de la mente puede ser penetrada. Cuando la naturaleza impersonal de la mente mundana es clara, se puede penetrar en la naturaleza impersonal de todos los objetos.

En el budismo, la idea del yo tiene su origen en nuestro apego a las personas y cosas que experimentamos. Cuando vemos esto claramente, la meditación nos conduce a una visión liberadora. Esta visión liberadora conduce a un uso adecuado del cuerpo y de la mente, de modo que, al igual que el ciego y el lisiado, puedan vivir en armonía.

Así es como la sabiduría basada en la práctica de la atención plena conduce a un sano condicionamiento corporal y mental. Y de acuerdo con el budismo, el condicionamiento mental y físico es todo lo que somos.
W
En la conferencia se tratará de explicar tanto la armonía de estos principios en relación a la salud como con respecto a la práctica de la meditación budista.

Foto: Dorje Drak Monastery, Tibet. Erik Törner, IMs.

Asistentes